Inhouse

Transforma tu auto con pintura plástica removible

Renueva el aspecto de tu auto, aquel que te lleva al trabajo a diario, tu compañero de aventuras y el testigo de los mejores momentos de tu vida. Con la ayuda de Rust-Oleum Peel Coat, de la línea Automotive, personaliza diferentes partes de la carrocería de tu vehículo.

Con esta pintura puedes crear tiras sobre el capó u otras partes del carro y removerla fácilmente. Antes de empezar, lava bien la superficie y asegúrate de quitar cualquier rastro de cera o grasa. Una vez seca, cubre las partes que no deseas pintar con cinta y láminas de plástico o papel. Mantén el aerosol a 20 centímetros de distancia y pinta lento, pero de forma constante. Cubre el 50% en la primera capa y aplica unas cuatro o más capas para una cobertura completa. Mientras más capas, será más sencillo remover la pintura más adelante.

Deja que cada capa seque hasta el final. Esto debería tomar entre 5 y 10 minutos por capa. Quita la cinta inmediatamente después de aplicar la última para mantener los bordes limpios. Si esperas demasiado, el revestimiento puede adherirse a la cinta. Espera una hora antes tocar o manejar el carro, y espera 24 horas antes de lavarlo. Para despegar la pintura, frota lentamente un borde hasta que comience a despegarse y trabaja así, desde los bordes.

La parte más llamativa de un auto está en las llantas que luce. El color adecuado le puede dar un toque más sofisticado o sobrio. Al igual que con el capó, el procedimiento es el mismo. Rust-Oleum Peel Coat provee un acabado mate suave de gran espesor que se puede lavar y es ideal para aplicar sobre superficies de plástico, vidrio y metal pintado o virgen.

Toma nota de los pasos para realizar tu proyecto ahora mismo:

Preparación de la superficie: Es importante que antes de empezar a pintar, la carrocería del vehículo se encuentre limpia, desengrasada, libre de polvo y seca. Luego, cubre la parte que no desees pintar con cinta y láminas de papel o plástico.

¿Cómo pintar? Agita el envase antes de usar y lee con atención las instrucciones que aparecen al dorso. Comienza a pintar con movimientos suaves de ida y vuelta. La clave es mantener un ritmo parejo, manteniendo el aerosol a 20 o 25cm de distancia de la superficie a pintar. Debes esperar a que cada capa seque bien antes de aplicar la siguiente, solo tienes que esperar entre 5 a 10 minutos entre cada una de ellas. Cubre el 50% de la superficie con la primera y aplica cuatro más para completar la cobertura. Mientras más capas, más fácil será retirar la pintura. Quita la cinta inmediatamente después de aplicar la última capa.

Proceso de secado y remoción: Antes de tocar o empezar a manejar el carro debes esperar que la pintura se asiente una hora y antes de lavarlo tienen que pasar 24 horas como mínimo. Para remover la pintura frota suavemente un borde hasta que empiece a despegarse y trabaja así, lentamente, con el resto de bordes. Para obtener mejores resultados, espera seis meses para retirar la pintura.

Editado por Revista ZOOM

Déjanos tus comentarios