Business

Técnicas para motivar a tu equipo de trabajo

Un empleado motivado es mucho más productivo y eficaz en su trabajo que un empleado desmotivado. Por eso la motivación es el arma más potente de las personas para alcanzar altas metas. 

La motivación es la base de la productividad empresarial, es una de las tareas más importantes de la gestión de personas ya que con este logro podemos incrementar los niveles de productividad de la empresa. 

Sabemos que cuando los trabajadores están entusiasmados y satisfechos en sus puestos, los resultados de una empresa mejoran considerablemente. De esta forma, si la motivación reina en tu equipo de trabajo, llegar al éxito será más fácil. 

Por esa razón, Marco Poma, fundador de Tkambio, casa de cambio online, nos comparte cinco sencillas técnicas sobre motivación laboral que podemos aplicar: 

Cuida el espacio de trabajo: Para motivar a tu equipo de trabajo de manera correcta, debes preocuparte por ofrecerles también un espacio físico cómodo y limpio. Ningún trabajador podrá sentirse motivado en un sitio que no reúna las condiciones ambientales necesarias. Además, recuerda promover la cordialidad y el respeto en todas las jerarquías. 

Premia el buen trabajo: Si los objetivos planteados a mediano y largo plazo se logran, reconoce a tu equipo. El motivar a tu equipo de trabajo también involucra reconocer sus logros y hacerles saber que van por el camino correcto al éxito. 

Ten en cuenta que los reconocimientos no solo pueden ser económicos, sino también puedes darles obsequios, días de vacaciones adicionales, un almuerzo, una promoción, entre otros. 

Estimula su carrera laboral: No todos tienen las mismas aspiraciones ni los mismos intereses profesionales. Por eso, debes estimular su carrera laboral, darles herramientas para que se formen profesionalmente. Asimismo, puedes compartirles programas de capacitación que se adecuen a sus necesidades e intereses individuales. 

Si tienes la posibilidad de proveer su buen trabajo, puedes ofrecer capacitaciones o cursos que profundicen y ayuden en su sector productivo

Aplica una política flexible: Cuando hay una política de trabajo bien definida, con unos objetivos claros y confianza en los miembros del equipo es fácil brindarles flexibilidad, hecho que todo el mundo aprecia. Por ejemplo, un horario flexible, trabajo desde casa un día a la semana o jornada reducida, etc. 

Es aconsejable dialogar con cada miembro de tu equipo para encontrar qué política se adapta mejor a sus necesidades personales antes de establecer una regla para el conjunto. 

Tomar los errores como lecciones: Castigar a quienes cometen errores es un pésimo sistema de aprendizaje porque fomenta el miedo y la incertidumbre opacando la creatividad. Se debe compartir el error para comprenderlo, esto incentivará tanto a resolverlo como volverlo a intentar cuando se presente la oportunidad. 

Hay muchas formas de motivar a tu equipo de trabajo, la idea es que siempre innoves y mejores las tácticas que pudiesen no darte los resultados esperados. 

Editado por Revista ZOOM

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.