Gourmet

Tallarines para todos los gustos

Una de los mejores platillos que la gastronomía italiana nos ha podido brindar, es sin duda, la pasta. Destaca entre todas el espagueti o tallarín, alimento que los peruanos aprendimos a darle sabores distintos para su preparación.

Los tallarines son un tipo de pasta que se emplean para la elaboración de diversos platos de fondo, sopas e incluso, pasteles. Su forma alargada y plana es una de las características que la diferencia de las demás y su textura lo hace ideal para la fusión con distintas insumos a la hora de preparar la comida. 

Echamos un vistazo a algunas formas de preparación:

Tallarines rojos. Esta es una derivación de la conocida salsa bolognesa. Una vez cocido el espagueti, se mezcla con el aderezo que contiene cebolla picada en cuadraditos, ajos, pimienta, comino, tomates rojos, hongos, laurel y zanahoria rallada que, una vez dorados, se le agrega el pollo o la carne para que esta suelte sabor para luego proceder a servir el tallarín con el acompañamiento de la salsa.

Tallarines al pesto. Comúnmente llamado tallarines verdes. La técnica consiste en hacer una salsa cremosa, con un aderezo de ajos, cebolla picada en cuadritos, albahaca molida, que mientras se van dorando se le incorpora crema de leche y mantequilla para alcanzar un sabor extraordinario. Acompáñalo con queso parmesano.

Tallarines a la carbonara. Este plato tradicional de Italia, lleva en su preparación tocino, el mismo que se dora a fuego lento para que la cocción quede pareja y la carne no se seque, se le adiciona la pimienta, la sal, para luego agregarle la crema de leche y la mantequilla para obtener una crema que se servirá encima de los tallarines. 

Tallarines a la marinera. Primero se sancocha la pasta, el aderezo consiste en colocar la zanahoria, cebolla, apio y albahaca en una cacerola. Una  vez que se hayan cocido se le agrega la salsa de tomate, sal y pimienta, se revuelve y se incorpora la salsa de atún desmenuzado, finalmente, se procede a mezclar los tallarines con la pasta.

Tallarines con salsa huancaína. Ya de por sí las preparaciones con tallarín son muy sencillas, esta lo es aún mucho más simple, solo se necesita la salsa de huancaína para mezclarlas, y si lo desea puede agregar pollo o carne, según sea su complemento favorito.

Tallarín saltado. Esta es una derivación del delicioso lomo saltado, solo que en lugar de agregarle las papas fritas lo hacemos con el espagueti.

Tallarín con champiñones en salsa blanca. Para lograr que la salsa quede realmente exquisita, solo necesitas dorar a fuego lento la cebolla picada junto con una pizca de perejil, seguidamente añadimos el champiñón en trozos junto con la crema de leche, revolvemos hasta que tome el punto cremoso, servimos y a comer. 

Pastel de tallarines. Este tipo de platillo es muy tradicional en el sur de Perú, con frecuencia acompaña al rocoto relleno arequipeño. Su prelación consiste en colocar los fideos sancochados en una bandeja apta para el horno, agregarle huevo batido, pimienta, sal, leche y anís, cubrimos a modo de capas con láminas de queso fresco y gratinamos al horno. Una delicia.

Tantas formas para comer tallarines, ¿ya tienes la idea de cuál será el menú del día? 

Escribe Mercedes Milagros PANIAGUA CASTAÑEDA

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.