Inhouse

¿Son realmente más eficientes los focos y fluorescentes LED?

Sea en el hogar o en la oficina, el uso de la energía eléctrica es uno de los aspectos a tomar en cuenta no solo desde el punto de vista de decoración y sofisticación, sino también, comprometiéndonos con el cuidado del medio ambiente. 

Frente a ello ¿cuánto sabemos de los focos o fluorescentes LED?, ¿son verdaderamente eficientes?, ¿cuánto tiempo de vida útil poseen? Sodimac nos menciona algunas ventajas de la iluminación con tecnología LED en comparación con los focos convencionales, para que puedas ahorrar mientras disfrutas de un ambiente sustentable.

Eficiencia energética: La primera ventaja de la iluminación LED es que son hasta ocho veces más eficientes que los focos convencionales incandescentes. Sobre todo, aquellos que cuentan con etiqueta de eficiencia energética donde la calificación A y B corresponden a los de mayor eficiencia y menor consumo de energía, como por ejemplo los focos LED Dairu con una vida útil que superan los 10 años. 



Iluminación óptima: Este tipo de sistema nos permite una iluminación óptima, ya que reúne estética y eficiencia. Los focos y los dicroicos LED presentan ventajas indiscutibles como: excelente calidad de luz o versatilidad, ya que ayudan a crear distintos tipos de decoración, y lo más importante es que te permiten ahorrar en la factura de luz.

Practicidad: Los focos LED producen luz nítida y brillante, facilidad de instalación, baja contaminación lumínica de exteriores y poca emisión de calor.

El consumo en iluminación es una parte importante del gasto en el hogar, tiendas, oficinas y centros comerciales. Los proyectos de iluminación LED deben tener dos objetivos claros: reducir el gasto en iluminación y conseguir el mayor confort para los clientes en todas sus zonas. 

Precisamente, por la gran variedad de espacios de estas instalaciones, es vital realizar estudios que permitan determinar qué tipo de iluminación LED es necesaria en las zonas comunes como: patios, pasillos o estacionamientos a nivel individual.



De acuerdo con el Regulatory Indicators for Sustainable Energy 2016 (RISE, por sus siglas en inglés) elaborado por el Banco Mundial y que califica políticas sobre energía sostenible de 111 países; Perú se encuentra en el puesto 64, muy por debajo de países como Chile, Brasil y Colombia. Esto evidencia el gran trabajo que aún tenemos por realizar. 

El ahorro de energía puede darse de diferentes formas y con pequeñas acciones que podemos incorporarlas en nuestra vida como: aprovechar al máximo la luz del día, desenchufar los electrodomésticos que no estemos usando, y adoptar una nueva cultura de ahorro y cuidado del medio ambiente. 

Editado por Revista ZOOM

Déjanos tus comentarios