Business

¿Se puede vivir de las propinas?

Si eres de las personas que siempre deja propinas, es probable que hayas pensado en la importancia que pueden tener estas. Si tu caso es el contrario, y acabó de sembrar esta duda en tu cabeza. ¿Será viable vivir de esas monedas o no?

Si bien las propinas no son algo obligatorio y son solo muestra de gentileza, agradecimiento o una forma de compartir, muchas personas con recursos no muy buenos y en una situación no tan estable no pueden perder la costumbre de dejarlas. Esto quizás provenga de lo aprendido desde pequeño; sin embargo, algunos expertos califican esto como una forma de marcar un estatus. 

Hay que tomar siempre en cuenta que aquellos que trabajan, generalmente, en puestos de comida rápida no tienen un buen sueldo y muchas veces solo el monto mínimo exigido por la Constitución; incluso, hay quienes a los que no les alcanza para cubrir sus gastos y una gran esperanza para esto son las propinas.

Pero como en todos los casos existen dos partes de la moneda, los que apoyan el dejarlas para ayudar de alguna u otra forma a los trabajadores, y quienes aseguran de que si ellos ya están trabajando y obteniendo un sueldo por esto, ya no debe ser necesario. Sin embargo, el contexto de esto puede ser muy decisivo porque el sueldo que dan las empresas muchas veces por una labor no es igual de remunerado a comparación de otras.

En general, esto depende de la situación del empleado, el sueldo que reciba y qué gastos debe cubrir, la mayoría de los que trabajan en comida rápida son estudiantes y si bien no todos se pagan sus estudios, una gran parte si lo hace y esto podría complicarse aún más, si hablamos de una institución particular que además de pensiones deberíamos agregarle gastos de matrícula, libros, seguro, entre otros.

De todas formas, las propinas  varían y no siempre son altas como para permitir a los trabajadores sanar sus deudas o cubrir gastos, pero  siempre que se pueda administrar bien el dinero éste podría alcanzar para vivir, ya que, sería un incentivo más además del sueldo mínimo, en el peor de los casos.

Así que ya sabes, si bien no estás obligado a dejar o no propina ya tienes una idea más clara de los significativo que puede ser esta para muchos.

Escribe María Laura TARRILLO BAZÁN

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.