Travelers

Pucallpa, selva peruana que enamora

Ciudad hermosa donde su flora y fauna te impactará en un primer momento, estarás rodeado de mucha gente amigable y alegre, de esta manera te sentirás como en tu propia casa. Sitios turísticos no le falta a este encanto de la selva peruana.

Si estás en Perú y no has visitado su selva, es como si no hubieses conocido un 50 por ciento de este majestuoso país de Sudamérica. Pucallpa, es la ciudad perfecta para conocer un poco más de su Amazonía y poder enamorarse de ella como ningún viajero lo hizo alguna vez en su vida. Toma nota de las razones del por qué debes conocer esta increíble lugar y alista las maletas.

Una de las mayores atracciones que cuenta este mágico lado de Sudamérica es su Plaza de Armas, rodeada de una abundante vegetación, que fue restaurada hace algunos años. 

Lo que destaca en este lugar es su gran obelisco de líneas geométricas, como también su pileta de estilo ornamental y su anfiteatro donde trae muy buenos recuerdos de los fundadores y pioneros de esta parte del mundo.

Si queremos retroceder algunos años, podemos encontrar la Plaza del Reloj Público, cual fue la primera plaza armas que tuvo esta ciudad selvática, construida entre los años de 1950 y 1951. Donde la estatua del héroe de la Guerra del Pacífico y su gran reloj de 25 metros de alto resaltan todas sus dimensiones, donde hace algunos años atrás servía de guía a las embarcaciones que llegaban a esta parte de la selva peruana.

Como no mencionar al Parque Natural y Museo Regional de Pucallpa, que fue creado para proteger y conservar a las diversas especies de flora y fauna silvestres de dicho lugar, entre ellas tenemos a lagartos, venados, sajinos, nutrias, garzas, loros y muchas otras en peligro de extinción. 

Entre su flora destacan muchos árboles maderables, algunos de ellos medicinales, arbustivas silvestres, palmeras y frutales. Dentro de ella se puede apreciar una pequeña laguna donde el visitante podrá pasear en botes y observar los peces amazónicos y plantas acuáticas como lotos y huamas.

En el museo se conserva algunas especies que representan a la fauna amazónica y una gran colección de restos fósiles hallados en los ríos Ucayali, Pachitea, Aguaytía y Urubamba. Donde la mandíbula de un gran lagarto que habitó hace muchos años por esta tierra. También, el visitante puede encontrar diversas muestras culturales como de grupos étnicos de la región, como vestimentas tradicionales y piezas de cerámica shipibo – conibo de diferentes épocas.

Lo que la hace hermosa este lado de la selva amazónica es su Laguna Yarinacocha. Esta tiene aguas tibias pero tranquilas, se dice que es un antiguo meandro del Río Ucayali, que fue creado para poder cambiar su curso.

Aquí el turista puede pescar o practicar el esquí acuático, nadar y poder observar los delfines de agua dulce. Cabe resaltar que desde el Puerto Callao, embarcadero artesanal de la laguna, uno puedo contratar botes para conocer a las comunidades mestizas y nativas del lugar. ¡Disfruta del encanto de la selva!

Escribe Giancarlo VERA MEJIA

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.