Fanboy

¿Por qué no crece?

Generalmente, el crecimiento de un ser vivo está ligado a su tipo de alimentación. En los perros y gatos por ejemplo, su gran apetito se manifiesta desde que son cachorros. Lógicamente, si no comen por alguna razón, no aumentarán de peso. Sin embargo, si un cachorro sigue con hambre después de haber comido muy bien, hay que preocuparse. 

El equilibrio, es la clave para descifrar lo que está pasando. Es decir  informare bien  antes de cometer errores, como el de sobrealimentar a un perro de raza grande que en realidad necesita de alimentos que le brinden un crecimiento lento. De igual forma, las razas pequeñas necesitan recibir alimentos densos en energía. 

Además, comer y no crecer  suele enmascarar algún tipo de padecimiento. Según Vince Stead, autor de “Como entrenar y entender a su perro”, cuando hay presencia de parásitos intestinales algunos de los  síntomas pueden ser: anemia, pérdida de peso, diarrea, sangre en las heces y muy bajo consumo de energía”.



Otras posibles condiciones que impiden su normal desarrollo son:  el síndrome del intestino irritable o enfermedad inflamatoria intestinal, desviación hepática, afecciones del tracto digestivo (pérdida de proteínas), insuficiencia pancreática, hipoglucemia e incluso problemas dentales y de encías, que impiden que se alimenten con normalidad. 

Finalmente, no basta con pensar que pronto crecerá. Es necesario escuchar la opinión de un médico veterinario para lograr encontrar las razones de su falta de talla o peso. Todo padecimiento diagnosticado a tiempo, evitará sufrimientos futuros. Eso sí, lo que de seguro nunca dejará de crecer, es su gran amor por ti. 

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Déjanos tus comentarios