Fanboy

¿No le gustan los abrazos?

Ciertamente, no hay nada más placentero y enternecedor que abrazar a un perro, ¿verdad?. Según la BBC News un estudio publicado en 2011 por la Dra. Navneet Magon, demostró que  “la vinculación social es esencial para la supervivencia de las especies humanas y animales. Por tanto, abrazar fortalece nuestra salud emocional”. 

Aunque muchos perros y humanos lo disfruten, también hay perros que no quieren ser abrazados. En Mi Guau, te explicamos por qué. Empezando por detallar que pueden sentir mucha incomodidad cuando son acariciados en la parte superior de la cabeza o de las patas. Incluso suelen estresarse si los acariciamos tumbados en el suelo. 

Para la Dra. Karen Shaw Becker, “Es mejor permitir que tu perro inicie el contacto. Evita invadir su espacio personal, y cuando tu perro se te acerque, dale una palmadita suave en el pecho o en la base del rabo (no le des palmaditas en la cabeza ni en ningún lugar que requiera que pases la mano sobre tu perro, podría parecerle intimidante o amenazador)”.



Con el tiempo, tu perro entenderá que cada mimo que le brindes está lleno de afecto. Dejará de sentir desconfianza al ser tocado. Aunque a pesar de todos nuestros esfuerzos y al igual que algunos humanos, existen perros que simplemente no soportan ser acariciados o abrazados. Son felices, sentándose cerca de su humano y eso es todo. 

En conclusión, conocer la “personalidad”  de tu mejor amigo será una especie de ruleta rusa. Así como desconocemos el carácter que heredaremos de nuestros padres, los animales tienen un proceso similar. Sobre todo, si fueron maltratados de cachorros. Sea cual fuere sus ganas de abrazar, su lealtad nunca se pondrá en duda. 

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Déjanos tus comentarios