Fanboy

Los dos en bicicleta

Una de las actividades más sanas y relajantes que puedes disfrutar en tus días de descanso, es pasear en bicicleta. Porque además de brindarte todos los beneficios de una buena caminata, puede triplicar su efectividad si lo haces con tu mejor “amigo”. Dichas ventajas, incluyen: buena salud, bienestar general, relajación total y cientos de endorfinas.

No obstante, “Si tu perro es muy joven o grande, tiene sobrepeso, no tiene condición física o padece una enfermedad que podría representar un riesgo cuando corre, es necesario hacer una cita con el veterinario para asegurarse de que se encuentra preparado para este desafío”. Nos dice la Dra. Karen Becker, en su portal Healthy Pets. 

Por el contrario, si tu engreído es muy “hiperactivo”, lleno de energía y completamente saludable, correr a tu lado será fabuloso para ambos. Eso sí, lo primero que tienes que hacer es entrenarlo. Esto incluye, caminatas a paso ligero y luego trotando para que posteriormente aprenda a correr con correa sin causarse daño. 



Es necesario usar una correa especialmente diseñada para pasearlo en bicicleta. No puede ser una correa normal, porque será muy peligroso para tu fiel compañero. Además tienes que usar luces intermitentes, llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios para animales menores y botellas de agua para humanos y mascotas. 

Finalmente, recomendamos que nunca dejes de observarlo. Quizás por complacerte, seguirá corriendo aunque ya no pueda más. Así que, trata de detenerte si jadea mucho, babea o tambalea de un lado para el otro. Si decides, llevarlo contigo en la canastilla de la bicicleta, asegúralo bien y maneja con precaución para que su paseo sea inolvidable. 

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Déjanos tus comentarios