Inhouse

Iluminando la sala del hogar

Uno de los ambientes más importantes del hogar es sin duda la sala. Donde se comparte con los amigos y la familia un momento de ocio, distracción y entretenimiento. Este es un espacio amplio que necesita de una iluminación variada y flexible.

La sala puede estar acondicionada de la forma que más nos guste dándole diferentes propósitos, por lo que la iluminación que utilicemos dependerá del toque que queramos darle. Estos ambientes por lo general son de tranquilidad y comodidad, en muchas ocasiones se emplean para leer y descansar.

La iluminación que se utiliza debe ser funcional y confortable, mucha o poca iluminación no es lo ideal. Al momento de iluminarla se debe considerar el material y el color que tendrán los cielos (techo), pisos, muros y cortinas del ambiente. Si los colores son oscuros, se necesitará niveles de iluminación mayores que si son claros.

Los tipos de iluminación que existen son: natural y artificial, ambos van de la mano. La natural ingresa por las ventanas y la artificial es la que brindad los focos y luminarias.

La iluminación natural: Puede lograrse con ventanas amplias, ‘lucernarios’. Si se quiere regular la cantidad de luz entonces se puede usar cortinas o persianas.Si se tiene un televisor o computadora en la sala, es conveniente, instalar una luz general que suavice el contraste entre luz y sombra. 

La iluminación artificial: Puede variar en cantidad y en calidad. Dependerá del tipo de luz que quieras usar. En vez de poner una sola lámpara en el medio del techo, se  puede utilizar lámparas en distintos lugares con varios tonos. Así se creará un ambiente agradable.
Podemos combinar la iluminación empleando lámparas o luminarias que le darán un toque de modernidad a nuestro ambiente según el diseño que se escoja.

Lámparas LED: Proporcionar una iluminación uniforme de una manera óptima, producen instantáneamente su luminosidad completa y duran muchísimo tiempo. Algunas versiones son incluso regulables.

Lámparas halógenas: Ofrecen luz de alta calidad, gracias a su excelente reproducción cromática y son perfectas para suministrar un acento de luz brillante. Las lámparas halógenas son también regulables y crean siempre la atmósfera adecuada. Producen una luz 100 % instantánea.

Lámparas fluorescentes compactas: Ofrecen un tono de luz especial, cálida y confortable, es ideal para la iluminación pendular en la sala. Ahorran energía hasta un 80 por ciento.

Para finalizar, les dejamos algunos consejos sobre iluminación:
Los dimmers o reguladores de luz: Son ideales para la sala porque permiten diseñar o proyectar una iluminación a la medida para cada situación o actividad familiar.

Las lámparas de rieles: Pueden instalarse debajo de los tramos de un librero para agregar iluminación de acento y luz general.

Sala demasiado iluminada: Ocurre cuando se abusa de las lámparas halógenas y/o dicroicas, que deben ser usadas sólo para destacar elementos.Focos dirigidos sobre los sofás: Son  molestos para cualquier persona que se instale en esta zona.

Escribe Mary Karol LUNA BELLODAS

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.