Inhouse

Fibras y tejidos en la decoración

La fibra es la estructura básica de los materiales textiles. En la industria textil, una fibra es el conjunto de hebras que forman los hilos, y de estos salen los tejidos. Existen fibras de calidad que se adecuan a cualquier tendencia.

Los tejidos son el vestido de cualquier hogar. La gran variedad de textiles al que actualmente podemos tener acceso en las tiendas de decoración es casi infinita. Las fibras pueden ser naturales o sintéticas. Las fibras naturales (algodón, lana, lino o seda) suelen ser más caras que las sintéticas (acrílico, nylon o poliéster). 

Los nombres de los tejidos o telas no indican la clase de fibra que contienen, sino el método de entrelazar los hilos. Cualquier fibra puede usarse con cualquier clase de tejido. Los fabricantes de tejidos forman combinaciones y  equilibran las ventajas y desventajas de cada una, obteniendo telas con mayores cualidades.

El algodón ciento por ciento o la mezcla entre algodón y lino, funcionan mejor para tapicerías y fundas. La seda, por ejemplo, va mejor para cortinados. Conviene informarnos con el vendedor sobre cómo está compuesta la tela para poder comprar la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Si para las cortinas buscamos telas finas porque tendrán poco uso, para las tapicerías se debe usar elementos resistentes para tapizar sofás, sillas, sillones, cabeceros o cojines, porque estarán continuamente sometidos al roce de las personas. Por eso, se debe elegir telas gruesas, con un tinte sólido y de preferencia lavables. 

Además del material, otro de los aspectos que se debe tomar en cuenta cuando seleccionamos las telas será la tonalidad de las mismas. Dependiendo de la gama de color que más nos guste, le daremos al ambiente distintos significados, siempre manteniendo el equilibrio.

Escribe Joel RIVEROS

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.