Trending

Evita dolores causados por el sedentarismo en la oficina

Trabajar en una oficina y no conocer buenos hábitos durante nuestras actividades diarias es una mala combinación para el cuerpo, acarreando graves consecuencias como estrés, ansiedad, insomnio y migrañas. Incluso, una mala ergonomía más sedentarismo pueden causar dolores musculares o articulares sin darnos cuenta.

Guillermo Barrón García, fisiatra del Centro Médico Especializado Unión, indica que el 90% de personas que llegan con estas dolencias son ejecutivos o trabajadores de oficina. “Los cuadros llegan a ser tan graves que el dolor muchas veces es invalidante, incluso muchos de ellos ya no pueden con sus actividades diarias en casa o el trabajo y necesitan descanso médico”.

El factor común que tienen estos profesionales es el permanecer sentado la mayoría de horas, generando mayor presión en la columna vertebral porque los discos vertebrales se comprimen. Esta presión es mayor si tenemos una mala postura. Los dolores de cuello y hombro también son comunes. Esto porque al trabajar frente a una computadora, mantenemos el cuello y la cabeza hacia adelante, generando sobrecarga y así, malestar muscular.

Un 60% de profesionales sufren contracturas musculares a nivel cervical, dorsal y lumbar o tienen hernia discal, generando un gran dolor a nivel de la ciática que incluso llega a la pérdida de sensibilidad en las piernas”, explica el doctor Barrón. “Un 20% de estos profesionales sufren tendinopatías, principalmente en zonas del hombro, codo y rodilla, que provoca limitación articular e inclusive inflamación, según sea el caso”, continúa el médico.

Para combatir estos dolores musculares, el especialista recomienda tres tipos de tratamiento: la fisioterapia, donde tratan los músculos y articulaciones de la zona lesionada de forma individual; la acupuntura, con la cual se estimula el sistema nervioso logrando disminuir el dolor y mejorar la sensibilidad de la zona a tratar y la quiropraxia, que recupera la estructura correcta de la columna vertebral.

El médico fisiatra mencionó cinco buenos hábitos para contrarrestar el sedentarismo de un trabajo de oficina:

Cuidar la postura frente a la computadora. El tener un asiento cómodo, la pantalla a nivel de los ojos y una postura adecuada es vital para evitar problemas musculares y óseos.

Tomar descansos de 10 minutos cada hora de trabajo. Tener un tiempo para ponerse de pie, caminar y estirarse nos permitirá relajar la mente y el cuerpo.

Alimentarse de una manera correcta. Siempre debemos poner atención a qué y cuánto comemos. Cumplir las horas de desayuno, almuerzo y cena es de gran importancia.

Usar un cojín lumbar. Si pasamos muchas horas sentados, es necesario un cojín para silla de oficina. Con su diseño anatómico se adapta de manera óptima a la lordosis de la espalda previniendo el dolor en la columna baja y promoviendo una postura saludable.

Llamadas por teléfono. Si el trabajo nos exige hacer constantes llamadas telefónicas lo peor que podemos hacer es sujetar el teléfono con la cabeza ladeada y levantando un hombro, con el tiempo produce contracturas y dolor.

Editado por Revista ZOOM

Déjanos tus comentarios