Gourmet

Desayuno con maicena

Si tu idea es comer algo rico y nutritivo en el desayuno, no esperes más y saca la maicena, mézclalo con una que otra fruta y veras que te quedará una deliciosa combinación que definitivamente no podrás dejar de probar.

Pues sí, tu primer alimento del día puede ser un delicioso con un plato de maicena, con o sin frutas. ¿Quién no recuerda una crema de maicena preparada por nuestra madre o nuestra querida “abue”, yo creo que más de uno recuerda este platillo en su mesa?. 

Ellas se la ingeniaban para no aburrirnos y preparaban distintos sabores y mezclas, ya sea con fresa, plátano, vainilla, si ellas pudieron o pueden preparar este riquísimo platillo, ¿por qué tú no? Anímate, verás que son fácil y te quedará delicioso, solo necesitas: agua, maicena, clavo de olor, canela y azúcar, y frutas a tu gusto. ¡Ahora sí, comienza la acción!



Pon a hervir agua: Para ello utiliza una olla de tamaño regular, dependiendo de cuanta maicena quieres preparar, luego te toca añadir un clavo de olor y dos o tres ramas de canela al agua.

Pela y ralla una o dos manzanas: Nosotros elegimos manzana para acompañar nuestro platillo, así que si tú también deseas hacerlo, adelante, solo necesitaras una o dos manzanas de tamaño regular si tu idea es preparar este desayuno para 1 o 2 personas, si es para más, agrega más manzanas, pélalas, luego las rallas suavemente en un recipiente.

Deja que el agua hierva: Añade la manzana rallada al agua con un poco de azúcar, ojo, es muy importante que dejes que el agua hierva hasta que comience que burbujear, de lo contrario no te saldrá bien el platillo. Deberás dejar que la manzana se cocine de seis a diez minutos.

Mezcla la maicena con un poco de agua fría: Ahora toda añadir tres cucharadas de maicena por cada litro de agua en un bol, recuerda que tienes que revolver bien la maicena con el agua sin generar grumos. 

Añade la maicena al agua hirviendo: Esto es algo que debes hacer cuidadosamente, no queremos que te quemes ni nada por el estilo, una vez que ya echaste la maicena en el agua hirviendo, deberás dejar que hierva por cinco minutos más y listo, ya tienes un rico y delicioso desayuno preparado por ti mismo.

¡Buen provecho!

Escribe Diana Carolina ARBIETO GARCIA

Déjanos tus comentarios