Inhouse

Decorando en blanco y negro

Blanco y negro es una combinación de las más atrevida que existe, estos colores brindan un minimalismo puro al concepto de decoración, sin embargo, el uso incorrecto de los detalles lo convertirán en un ambiente recargado y sin contraste.

La clave para lograr una buena decoración empleando estos dos matices es saber equilibrar la luminosidad del blanco y la oscuridad del negro. Estos cada vez son más usados en todo tipo de ambientes.

Antes de comenzar se debe tomar en cuenta la cantidad de luz del cuarto que se va a decorar, recuerda el blanco aumenta la luminosidad y multiplica la luz, y el negro la absorbe por completo.

Las paredes.Podemos hacer las siguientes combinaciones: Primero seleccionar uno de los muros para pintarlo de negro, dejando las otras blancas, o pintar la parte inferior de cada pared de negro y las partes superiores en blanco. Una alternativa más rápida y fácil es utilizar empapelado que tenga un estampado en blanco y negro con un diseño que nos agrade.

Los muebles y accesorios. Se puede combinar muebles negros con piezas blancas, o viceversa. Por ejemplo, una silla a rayas negras y blancas con un sofá blanco sólido, los muebles blancos con accesorios negros. Los mobiliarios de vidrio o metálicos, tales como una mesa de comedor de vidrio con marco plateado puede combinar muy bien.

Las texturas y diseños en cortinas de terciopelo negro sobre paneles blanco funcionan en una habitación formal, mientras que una alfombra con estampado de cebra blanco y negro añade interés a un dormitorio moderno.

Colgar espejos, portarretratos o pinturas en blanco y negro en los diferentes ambientes del hogar le darán un acento diferente al espacio escogido.

Ambiente minimalista. El color blanco tiene la característica de crear una sensación de amplitud en el espacio y es lo que busca exactamente el “minimalismo”, aquí se romperá un poco la tendencia colocando elementos como marcos de cuadros, elementos sencillos o una alfombra de color negro y así buscar el contraste.

Cocina y baño. Para este ambiente se puede elegir cajoneras y muebles en blanco, combinando con accesorios en negro como pueden ser la jabonera, la papelera, etc. En el piso se usaran los azulejos negros. Los papeles de pared con detalles en blanco son una excelente opción.

El dormitorio. Es muy común ver la combinación blanco y negro en la decoración de dormitorios, ya que generan un ambiente sofisticado, este es una de las espacios con más facilidad para este contraste, para ello lo podremos acompañar con elementos como, ropa de cama en ambos tonos, cortinas blancas, lámparas con materiales de acero y pantallas en negro, roperos y cajoneras negras o plateadas.

Estos colores nos transmiten cada uno de ellos diferentes sensaciones, a través de su combinación y contrastes obtendremos ambientes que nunca pasaran de moda, espacios versátiles, elegantes, refrescantes, relajados y con un poco de misterio.

Escribe Mary Karol LUNA BELLODAS

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.