Trending

Consejos para un buen rendimiento escolar

Al finalizar el año escolar, la constante preocupación de los padres de familia es: si sus hijos tendrán buenas calificaciones. Es que la hora definitiva ya llega y pronto recibirán sus notas finales. Conocerán si aprobaron el año o no.

Si bien es cierto, a algunos jóvenes se les facilita mucho el estudio, no necesitan estudiar porque entienden fácilmente y tienen excelente memoria, pero hay otros que les pasa lo contrario. Lo importante es buscar la motivación para que recuperes el tiempo perdido y tengas éxito. Otro caso en estas fechas de exámenes, es muy importante que se descanse bien el día anterior para evitar el cansancio y nerviosismo. 

Concentración. Para asimilar bien las lecciones se requiere de concentración. Leer e interpretar lo que se está aprendiendo, es imprescindible hacerlo pausadamente, además que si estudiaste bien debes tener confianza en ti mismo, sin dejarte llevar por los comentarios de otros.

A todos les ha pasado en algún momento que por atender lo que dice el amigo, se lamentan porque sabían la respuesta correcta y por creerle, ya perdieron.  

Para mayor concentración. En todos tus trabajos recuerda tener tu mejor disposición, necesariamente tienes que limitarte en algunas cosas que sueles hacer a diario, pero no te asustes tampoco es algo difícil, piensa que es por tu bien y que si quieres obtener resultados buenos, tendrás que hacer uno que otro sacrificio, sin embargo no será eterno.  

Elegir un lugar tranquilo. Para realizar tus tareas debes tener buena luz para no dañar la vista, sin ruidos de distracción, ni accesorios que te impidan concentrarte, como por ejemplo el timbre de un celular.

Debes mejorar tu actitud y disciplina. Por ello es necesario que estés menos conectado a tus redes sociales favoritas. No se trata que dejes de utilizarlas, pero úsalas bien, por tiempo reducido. Puede ser de una a dos horas diarias, porque seguramente no querrás perderte las últimas noticias, luego concéntrate en el estudio. 

Quita los pensamientos negativos. Aquellos que te paralizan y no te dejan actuar. Tienes que pensar que tú puedes, y en caso sea difícil y no entiendas bien el tema, anímate a buscar una ayuda extra. Quizás una explicación, una asesoría, un aporte de algunos de tus compañeros que dominen el temario.

Realiza esas consultas en un horario adecuado que no se crucen con otras actividades de tus amigos. Además si lo que quieres es memorizar, utiliza marcadores para subrayar lo conceptos importantes, tratando de grabar de manera efectiva. 

Escribe Verónica Amelia FLORES  CASTRO

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.