Inhouse

¿Cómo decorar un cuarto pequeño?

La excesiva subida de precios de las casas actualmente hizo que las características de espacio y sobre todo la decoración cambien de manera radical. De las viviendas amplias se pasaron a departamentos de habitaciones reducidas.

Estos cambios que paulatinamente recortan los espacios en metros cuadrados, lejos de empobrecer la decoración hacen agudizar el ingenio del morador para aumentar el tamaño imaginariamente.

En algunas viviendas su punto fuerte es la iluminación, en otras la altura del techo, en otras la distribución del espacio, también los colores escogidos.

El color de las paredes. El más recurrente en la decoración debe ser el blanco para ganar luz y claridad. En el mercado encontramos diversidad de pinturas que ayudan a que la luz tenga mejores reflejos y la sensación de espacio sea también mucho mayor.

Si este tono no es nuestro preferido o nos resulta muy sobrio, podemos decorar con las rayas, sea tanto si es pintado o utilizado en papel decorativo. Pero deben ser siempre en colores claros. Mientras que los trazos horizontales ensanchan visualmente los espacios, las líneas verticales hacen elevar los techos.

Los espejos. Siempre son los elementos más idóneos para potenciar la ampliación del  espacio y la luminosidad. Dentro del dormitorio podemos ponerlos en la pared de cabecera o también sobre la cómoda para simular un tocador.

El piso. Debe ser el mismo tipo en toda el área, porque así ayuda a dar sensación de homogeneidad y potencian la sensación de continuidad. Aunque el piso del departamento tenga diferentes alturas en cada habitación, es importante respetar el suelo.

Los muebles. Si tenemos muy poco espacio o la habitación está integrada en el resto del salón, se pueden optar por sofás camas. En este caso, lo mejor es separarla del resto con un biombo o panel transparente para no cortar el paso de la luz.

Los muebles deben estar adaptados a las nuevas necesidades. Cada vez es más fácil encontrar roperos o cómodas más pequeños que no ocupa tanto espacio, también se buscan los modelos clásicos para dar soluciones más creativas. Antes de diseñar se debe pensar en las necesidades individuales y en el tipo de ropa que debe guardarse. Actualmente la oferta de accesorios para ganar espacio es muy amplia y variada.

La iluminación. A la hora de decorar un dormitorio pequeño debemos usar cortinas livianas que permitan el paso de la luz. En estos casos es mejor preferir las bases blancas y darle color a través de detalles más pequeños como los cojines o almohadas de la cama.

Pon en práctica estos consejos y verás el efecto deseado en la habitación.

Escribe Verónica Amelia FLORES CASTRO

Déjanos tus comentarios