Inhouse

¿Cómo crear dos ambientes en un solo espacio?

No debemos dejar que el espacio limite nuestra creatividad, nuestras ganas de decorar y menos que nos quite el orden que necesitamos en nuestro hogar. Crear dos ambientes dentro de un mismo espacio sin perder el estilo, sí es posible.

¿Por qué tener un espacio si puedes tener dos? Muchas veces pensamos que es dificultoso conseguir dos ambientes distintos, hay que creer que no es así, existen diversas formas de diseñar espacios en los que incluso los demás no lo noten. Y lo bueno de todo es que no tienes que hacer un súper gasto para que esto se  logre.

Las maneras son sencillas y poco complicadas para lograr dicha división, por ejemplo, existen separadores de ambiente que son fáciles de conseguir y además vienen en distintos colores, incluso pueden ir colgados del techo, sin que cause mayor incomodidad ni opacar luz debido al reparto del espacio.



Usar muebles como libreros también es una bonita e intelectual manera para seccionar los espacios, claro que en este caso se recomienda que este tipo de mobiliario sea usado para separar habitaciones como la sala y el dormitorio.

Comprar un biombo también es una buena alternativa. Este tipo de accesorio no es incómodo, es fácil de instalar y sobre todo no quita espacio, lo que permite que la habitación siga manteniendo su tamaño. Lo bueno de comprar un biombo es que los puedes encontrar de diferentes diseños, de tela, madera, metalizados e incluso de vidrio.

Las cortinas también pueden funcionar, pero debemos elegirlas correctamente. Lo mejor será escoger cortinas o visillos de diseño calado que permitan el pase de la luz.



Ahora si lo que buscas o lo que pretendes darle a tu casa es un aire rústico, puedes fijarte en alternativas eco amigables, como el bambú, tallos de árboles e incluso madera reciclada como el empleo de cajas de madera de fruta o palets, para formar separadores.

Dependiendo de los espacios que se pretende dividir se puede incluso maceteros, en el caso de separar dos ambientes en una terraza.

Escribe Mercedes PANIAGUA CASTAÑEDA

Déjanos tus comentarios