Inhouse

Color e iluminación para la productividad en el trabajo

Entre los muchos aspectos de un ambiente que pueden afectar nuestras emociones, los colores y la temperatura de color son dos elementos que, ya sea por la rutina o las exigencias del trabajo, suelen ser dejados de lado.

Al respecto, Visso recomienda prestar mucha atención tanto a la combinación de colores como al tipo de iluminación que las empresas eligen para sus áreas de trabajo.

Con esa finalidad, compartimos algunas pautas para que los colores de la oficina se conviertan en aliados de la productividad.

Los colores cálidos estimulan. El amarillo simboliza la energía, favorece la actividad del cerebro, estimula la comunicación, la creatividad y la inspiración. El naranja, favorece la interacción con los demás de una manera más informal. El rojo causa un fuerte impacto sobre las personas y es muy estimulante. Representa el movimiento, la pasión, pero si no se dosifica puede resultar agresivo.



Los colores fríos tranquilizan. Esto es especialmente aplicable con los azules y celestes. Ciertos espacios de la empresa exigen que el personal consiga altos niveles de concentración, como en las áreas de contabilidad o análisis financiero. 

Direcciones y gerencias con prevalencia de neutros. Los negros, blancos y grises, además de combinarse bien con otras tonalidades, expresan sobriedad, transparencia y autoridad. Muy aparte del estilo de liderazgo que aplique la empresa, estos colores permiten transmitir autoridad, mientras que el color del mobiliario puede atenuar niveles de rigidez, con los tonos naranjas o madera, por ejemplo.

Con estos consejos en mente, podremos incentivar la productividad y creatividad en nuestra oficina. Visso sugiere, además, mantener los materiales, documentos y recursos tecnológicos en orden, con ayuda de vallas, cajonería y archivos móviles, ya que el orden y organización genera confort y bienestar eliminando la contaminación visual en la oficina.

Editado por Revista ZOOM

Déjanos tus comentarios