Fanboy

Cinco villanos animados más odiados de los 90

Los chicos de la generación Y, nacidos en los años 90 en adelante, disfrutaron de caricaturas que los hicieron reír, llorar y emocionarse. Pero, hay algo que ninguna producción debe omitir: la cuota de acción de los “malos” de la serie.

¿Qué sería de nosotros sin los personajes malvados en las pantallas? Las historias se tejen más interesantes y nuestros héroes se las arreglan para hacer triunfar al bien, o salirse con la suya. A continuación, verás a cinco de los antagónicos más odiados de los años noventa.

Mandark o para la versión latina, Cerebro, era tan inteligente como su rival, Dexter. El científico prodigio enamorado de la hermana mayor del protagonista, Dee-dee competía por quién generaba mayor conocimiento. Desde la calidad y cantidad de herramientas en sus laboratorios, intentando destruirse el uno al otro. 

La soplona más interesada de todas: Angélica. La niña mayor de la banda de Los Rugrats solía llevar una muñeca con poco cabello en las manos llamada Cynthia, junto a la que creaba sus planes para acusar a sus pequeños primos con los tíos Pickles. Todo para que le regalaran galletas o algún obsequio que seguramente desechará en cuanto lo reciba. A pesar de ser la villana, deja claro que sólo quiere ser incluída en los juegos de los niños y exige atención.

Cerebro, el par mandón de Pinky, parte de la serie Animaniacs producida por Steven Spielberg. Este ratón de laboratorio de 1995 tenía el mismo propósito cada noche: tratar de conquistar el mundo. El enemigo de este pequeño villano era el planeta tierra  y su tonto compañero era otro; que por ser tan torpe le  resultaba un obstáculo en lugar de un apoyo.

La serie animada Pokémon, tuvo desde su primera entrega a El Equipo Rocket, un trío de lentos malvados que intentaban robar a Pikachu, la criatura más experimentada y poderosa del protagonista de la serie, Ash Ketchup. El terceto era liderado por Jessy, una niña abandonada que entró a la Corporación Rocket por necesidad. Otro de los integrantes, el más gracioso y algo cándido, es James; heredero de una fortuna enorme que se cansó de que dirigieran su vida. Y quizá el más destacado, Meowth, un pokémon parecido a un gato que fue abandonado por su amo y sueña con evolucionar a un Persian.

Serie que se estrenó en los 80, pero que se mantuvo vigente en Latinoamérica en los 90 y el año 2000. Cuenta la historia de un pueblo de personajes azules que son atacados en cada capítulo por uno de los villanos más obstinados de todos: Gargamel, dueño del gato Azrael y de una tétrica mansión. El brujo, despedía cada episodio con la recordada frase “Cómo odio a los pitufos. Los exterminaré, así sea lo último que haga”. Un hombre amargado de túnica negra y zapatillas rojas que se desvivía por preparar pociones para derrocar a Papá Pitufo y destruir la aldea.

Siendo malos, estos personajes te traéran recuerdos que jamás olvidarás. Entra al camino de la nostalgia a chequear la programación animada y vuelve a renegar con los malvados planes de tus villanos más odiados.

Escribe Karla Alessandra SANTOS MENDOZA

Déjanos tus comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.