Inhouse

Barniz para tus muebles

¿Tienes un mueble de madera que está en desuso? No lo botes, puedes hacer que se vea como nuevo. Para que esto ocurra, solo tendrás que poner empeño, barniz necesario y seguir las indicaciones para hacerlo lucir como recién comprado.

Si lo que buscamos es darle un toque reluciente a nuestros muebles, solo hay que barnizarla, esta es una técnica antigua que brinda un acabado “brillante” a las piezas de madera, ya que resalta aún más la estética de ellas y la belleza que puede adquirir si que está tallado. 

Para conseguir que aquellos mobiliarios, que ya tienes en casa, se ven algo desgastado en su color, sigue estos simples pasos para que luzcan como la primera vez que los adquiriste:

El primer paso consiste en retirar la pintura o barniz anterior, mediante el uso de un quita pinturas que sería la manera más fácil, caso contrario utiliza una lija para madera, puede ser de la más dura hasta la más fina.

Este procedimiento es muy importante, sin éste todos los demás simplemente serán absurdos de continuar.

Si el mueble, en mención, nunca fue pintado, es mejor que lo alises o lijes ya que así le brindarás un acabado mucho más suave y refinado; por lo general, los muebles que no han sido cubiertos por ningún esmalte suelen tener asperezas. Al momento de restaurarlo líjalo suavemente y en sentido que indique las líneas o veta de la madera.

Para preservar el color natural de la madera elige un barniz que aporte brillo, aunque también existen algunos que pueden ser transparentes pero de tonalidad un poco más oscura o roja, incluso los hay aquellos que dan la apariencia metalizada. En cambio, si quieres ponerle un color distinto aplica el barniz transparente.

¿Cómo elegir el barniz para madera? En el mercado existen de tres tipos según su composición de: poliuretano, acrílicos y nitro celulósicos, que a su vez también son distinguidos por el nivel de brillo que pueden tener: brillantes, satinados y mates. 

Es recomendable que a la hora que se adquiera el producto se le indique al especialista que tipo de mueble es y cuál es el uso que se le dará, para que en función de las características pueda indicar el adecuado.

Una vez pintado el mueble, se recomienda aplicar una capa de sellador o tapaporos con la finalidad de que el trabajo tenga un acabado profesional. Esto ayudará a que se eviten las irregularidades de la superficie y que el barniz se pueda concentrar más en algunas zonas que otras. 

Cuando el tapaporo haya secado por espacio de 24 horas, habrá que lijar suavemente para quitar los excedentes y evitar dañar la primera capa de pintura ya aplicada. Con este paso previo, de lijar y limpiar el polvillo, ya estamos listos para aplicar la capa última de barniz que hará que nuestro mueble se vea magnifico.

Recuerda, los implementos que debes tener a mano para este proceso son: lija de preferencia eléctrica para que puedas medir la densidad de la potencia, esponja o brochas, espátula, diluyente de pintura y sobre todo, mucho ánimo para realizar este tipo de trabajos.

Escribe Mercedes Milagros PANIAGUA CASTAÑEDA

Déjanos tus comentarios